Hipnosis en Odontología

La hipnosis, entendida como una inducción a trances curativos, se desarrolla en la humanidad desde sus orígenes. Se han rastreado en la civilización egipcia, griega y romana indicios de ella, de templos donde se practicaba con fines terapéuticos. Sólo hasta el siglo XIX y gracias a estudios de científicos europeos, la hipnosis es reconocida como un procedimiento médico dirigido por un terapeuta experimentado para lograr un alto grado de concentración y receptividad, un estado de relajación, determinándose su utilidad en el campo terapéutico.

Mediante diversas técnicas, la hipnosis genera un estado de conciencia distinto, de profunda calma de la mente conciente, dejando abierta la mente inconciente a la receptividad de las indicaciones del terapeuta para mejorar la salud y el estilo de vida. Genera también una atención selectiva y una particular capacidad para concentrarse intensamente sobre un pensamiento, recuerdo, sentimiento o sensación, bloqueando y eliminando los pensamientos o cosas que lo distraen.

La hipnosis conducida bajo el cuidado de un hipnoterapeuta entrenado es considerada como un método terapéutico complementario seguro. Así fue reconocido por la British Medical Association en 1955 y por su par estadounidense, la American Medical Association, tres años después...



Tráfico Semanal

ANF

Follow by Email