Regeneración Celular en Odontología

Los dientes son una fuente abundante de células madre. Los tratamientos con estas células han adquirido gran relevancia en los últimos años, y hoy sabemos que preservar dichas células permite a los pacientes tener un seguro biológico para tratar enfermedades y otros problemas de salud en un futuro próximo.



Estos nuevos descubrimientos están ubicando a los dentistas a la vanguardia de servicios de salud y están cambiando el futuro de la odontología.

En 2003, el Dr. Songtao Shi investigador del National Institute of Health, descubrió células madre en los dientes primarios o de leche. Éstas células madre dentales a diferencia de otro tipo de células madre, se multiplican muy rápidamente, pueden diferenciarse en varios tipos de células y desarrollar múltiples tipos de tejidos.

Las células madre son las células que dan origen a todos los tejidos y órganos del cuerpo tales como el corazón, hígado, cerebro y la piel. Dichas células, en condiciones controladas, pueden desarrollar diferentes tipos de tejidos y hasta reparar el sistema inmunológico.

En la pulpa dental se encuentran células madre multipotenciales llamadas mesenquimatosas, las cuales tienen el potencial de diferenciarse en los siguientes tipos de células que desempeñan distintas funciones en todo el cuerpo humano:

Condrocitos: Son células que tienen la habilidad de generar cartílago, tienen una importante función en el tratamiento de la artritis y lesiones en las articulaciones.
Osteoblastos: Son células que tienen la habilidad de generar hueso y reparar destrucciones óseas por cáncer o accidentes. También pueden ser utilizadas para regenerar dientes.
Adipositos: Tienen la habilidad de reparar tejido dañado después de un ataque cardiaco o infarto. Hay algunos datos preliminares que muestran que estas células podrán tratar condiciones cardiovasculares, problemas ortopédicos y de columna vertebral, insuficiencia cardiaca congestiva, la enfermedad de Crohn y utilizarlas en cirugía plástica.
Miocitos: Estas células pueden reparar lesiones musculares y regenerar tejido muscular. Las células madre mesenquimatosas también se diferencian en cardiomiocitos lo cual nos ayuda a reparar tejido cardiaco infartado o isquémico.
Células Beta: Éste tipo de células pancreáticas producen insulina y actualmente hay muchos estudios para utilizar esta potencialidad de diferenciación y tratar a pacientes con diabetes.
Células Nerviosas: Las células madre mesenquimatosas han demostrado la capacidad de diferenciarse en células nerviosas y ya que estas células pueden formar grupos neuronales, tienen el potencial de tratar enfermedades neurodegenerativas como Parkinson, Alzheimer y parálisis cerebral.

Además de todo el potencial ya visto anteriormente, las células madre mesenquimatosas han reparado satisfactoriamente lesiones en la médula espinal y han devuelto movilidad y sensibilidad a pacientes con parálisis.

La terapia con estas células pueden ofrecer un remedio a condiciones tales como:
 Mal de Parkinson
 Alzheimer
 Diabetes
 Lesiones hepáticas
 Lesiones de médula espinal
 Esclerosis Múltiple y enfermedades crónico degenerativas
 Artritis y lesiones en las articulaciones
 Algunos tipos de cáncer
 Lesiones en los huesos
 Reconstrucción de dientes y tejido periodontal
 Infartos y otras enfermedades cardiacas
 Producción de piel nueva en quemaduras graves
 Producción de nuevas córneas

Ventajas de las células madre dentales:

 Es un procedimiento no invasivo, no disruptivo y no controvertido.
 Debido a que todos los dientes de leche contienen células madre se tienen varias oportunidades para obtenerlas.
 Se pueden obtener mayor cantidad de células diferentes para tratar mayor cantidad de enfermedades.
 Debido a que las células madre dentales pueden reproducirse aún después de ser descongeladas, y pueden ser preservadas por más de 50 años.
 Es más económico.

Tráfico Semanal

ANF

Follow by Email